CARTA A LAS MUJERES QUE SABEN AMAR DE VERDAD

CARTA A LAS MUJERES QUE SABEN AMAR DE VERDAD

Hace unos días mi esposa Carolina recibió una invitación en sus redes sociales (Facebook e Instagram) para subir una foto en BLANCO y NEGRO como parte de una cadena ONLINE que pretende exaltar el valor de la MUJER en nuestra sociedad. #ChallengeAccepted, #WomenSupportingWomen y #WomenEmpoweringWomen son tres de los hashtags más utilizados en este “reto” que asumieron con orgullo una cantidad importante de amigas y colegas de mis propias redes sociales.

Aclaro desde ahora que, como esposo, padre de tres hijas e investigador sobre la temática familiar, siempre estaré de acuerdo con cualquier movimiento que esté en favor de la mujer, del hombre, de los niños y de las familias. Sin embargo, en medio de esta cadena multiforme, me topé con un mensaje supuestamente escrito por el premio nobel de literatura Gabriel García Márquez, en el que se explora el concepto de “mujeres inteligentes”. He de aceptar que me importa muy poco saber con precisión quién es el autor de tan controversial texto, cuya idea central se resume en la siguiente frase: “tú [varón] nunca serás el centro de su vida [mujer] porque ésta gira en torno a ella misma”.

Respeto completamente la libertad del autor al expresar su opinión sobre un tema tan controversial, por demás comentado en nuestros días. En el 2014 hice un ejercicio similar con una carta escrita a la imagen de mujer en general, la cual rebauticé con el título CARTA DE UN ESPOSO A SU ESPOSA. Ahora me he dado a la tarea de confrontar el concepto de “mujeres inteligentes” expresado en esta carta, sustituyéndolo por uno nuevo: “mujeres que saben amar de verdad”.

¡A cuántos hombres he escuchado decir que desean conocer el amor verdadero de una mujer!

Yo los animaría a que no dejen de soñar con ese amor único…

Las mujeres que saben AMAR, saben pensar…

Y saber pensar implica saber amar de VERDAD.

Por esa razón, las mujeres que SABEN AMAR DE VERDAD:

1. Toman decisiones pensando en el bien propio, el tuyo y el de tus hijos, en perfecta ARMONÍA.

2. Pudiendo desear cualquier cosa en la vida, desean principalmente estar contigo y con ellos, al calor del HOGAR.

3. Para ellas, el centro de su vida es el amor que juntos han construido: el “nosotros” de la vida MATRIMONIAL y FAMILIAR.

4. No tienen tiempo para PROYECTOS DE MEDIA PELA, sino que se desviven por retornar el gran amor que TÚ le has profesado, materializado de manera sublime en la vida de los hijos.

5. Entienden que los hombres NO SOMOS PERFECTOS, pero saben admirar a su ESPOSO, quien se ha “dejado la piel” por sacar adelante el proyecto familiar que juntos están construyendo… pues sin él, la sociedad misma a la que todos aspiramos a participar y construir –varones y mujeres por igual– no sería posible.

6. Saben dialogar con gente que opina distinto de ellas, pues entienden el concepto de VERDAD… conscientes de que la verdad ofende hoy en día, pero aun así tienen la valentía de defender su punto de vista.

7. Pudiendo tener TODO lo que el mundo moderno les ofrece, deciden aventurarse a un proyecto más grande: amarte a ti y a los hijos que Dios les dé, sabiendo que tú, varón, también tuviste un pasado independiente, pero que decidiste dejarlo todo y “volcarte” por ella, por su felicidad.

8. Siempre piensa en ti, su esposo y padre de sus hijos, en cada decisión que toma… aunque la sociedad les diga constantemente que, en cuanto varón, no vales la pena, no eres necesario… como si fueras su principal enemigo.

9. Siempre buscarán compartir todo contigo, principalmente la vida de los hijos, sabiendo que hoy en día se piensa que la MATERNIDAD de la mujer es completamente secundaria a sus aspiraciones individuales.

10. Desean sobre todas las cosas CAMINAR a tu lado… tomadas de tu brazo… permitiendo que tú te atrevas a pensar que puedes ser mejor persona.

11. Saben que tanto varones como mujeres somos capaces de VIOLENCIA y que el mundo actual ha permitido que el vientre materno sea testigo del holocausto más grande de la historia: el ABORTO… cosa que sólo Dios perdonará en su infinita misericordia... tanto a varones como a mujeres.

12. Comprenden que todo sentimiento humano debe ser gobernado por la razón y el corazón, pues nada justifica cualquier tipo de VIOLENCIA, ni física y psicológica.

13. No necesitan CADENAS, materiales o inmateriales, porque saben que el amor en sí mismo es libre, pero RESONSABLE.

14. Sienten que sus cuerpos son TEMPLOS del Espíritu Santo, pues toda mujer EMBARAZADA ha sido tocada por Dios al momento de ser MADRE.

15. Para ellas, su posible maternidad exalta su CUERPO DE MUJER hacia lo infinito.

* * *

Así que te recuerdo VARÓN: para aspirar a amar a una MUJER QUE SABE AMAR DE VERDAD, tendrás que APRENDER A AMAR DE VERDAD.

Yo aprendí de mi MUJER… y sigo aprendiendo.

No hay comentarios

Agregar comentario